Educación financiera

Posibilidad de invertir en su futuro

La Comisión Nacional del Mercado de Valores de España la define de la siguiente manera: “La educación financiera permite a los individuos mejorar la comprensión de conceptos y productos financieros, prevenir el fraude, tomar decisiones adecuadas a sus circunstancias y necesidades y evitar situaciones indeseables derivadas bien de un endeudamiento excesivo o de posiciones de riesgo inadecuadas”.

En resumen y en pocas palabras: administrar nuestros recursos financieros de forma correcta y entender el contexto económico en el que nos movemos.

¿Qué beneficios tiene la educación financiera en tu día a día?

  •  Facilita la gestión de tu dinero de forma responsable y a controlar los gastos para llegar a fin de mes sin desahogo.
  •  Ayuda a ahorrar.
  •  Permite entender el funcionamiento y la letra pequeña de los productos financieros que contratas y te evita disgustos como el pago de comisiones o la contratación de productos con cláusulas abusivas. Y, además, te evita caer en estafas y ser víctima de un chiringuito financiero.
  • Aporta herramientas básicas para mejorar la gestión de tus finanzas como la capacidad para crear un presupuesto, para entender tu nómina o para saber qué impuestos pagas.
  • Proporciona los conocimientos suficientes para comprender el contexto económico actual y el efecto que tienen las políticas económicas en tu día a día.
  • Permite educar a tus hijos para que en el futuro tengan los conocimientos necesarios para desenvolverse en un mundo en el que el dinero y la economía juegan un papel fundamental.

En muchas ocasiones usted habrá sentido que el sueldo no le rinde para cubrir sus gastos, y que tampoco le alcanza para invertir en algo que quiere. Eso quiere decir que es hora de poner en orden sus consumos para determinar su capacidad de endeudamiento y saber si es conveniente recurrir a un crédito y por cuánto dinero.

Endeudarse le permitirá cumplir algunas metas que son fundamentales para mejorar su calidad de vida, pero que no ha podido lograr por no tener a la mano el dinero que se requiere. Si usted es responsable con sus pagos, las entidades financieras estarán más que listas para prestarle el dinero que necesita para cumplir estos objetivos.

Poder de multiplicación

Tiene sentido endeudarse para adquirir bienes o servicios durables que puedan aumentar su valor con el paso del tiempo, de forma que en el futuro valdrán más de su precio inicial. Sería lamentable perder buenas oportunidades de inversión por la falta de acceso a recursos de financiamiento.

¿Hasta qué punto endeudarse? 

1. Para saberlo, escriba en un papel sus ingresos totales mensuales y los gastos fijos que asume cada mes. Entre estos se encuentran: vivienda, alimentación, salud, transporte, educación, financieros, personales, entre otros.

2. Al valor de sus ingresos, reste el costo de sus gastos fijos, el resultado es lo que a usted le queda libre, es decir, sus ingresos netos mensuales.

3. Finalmente, multiplique ese valor por 35%. El resultado representa la cantidad máxima de dinero que puede usar para endeudarse. 

Recuerde:  el financiamiento será su aliado siempre y cuando le dé un buen manejo, tenga muy claro el uso que le dará al dinero y revise su capacidad de endeudamiento antes de adquirir nuevas obligaciones.

Para poder llevar a cabo una buena educación financiera, es necesario mantener una disciplina constante en el seguimiento a todos los gastos, para lo cual es necesario llevar un control en lo posible diario o semanal, de lo que compra o consume.

Haciendo este ejercicio mes a mes y siguiendo de manera puntual, al final del año logrará contar con un balance sano en sus finanzas y sobre todo la certeza de saber con qué cuenta y cómo gastarlo de manera consciente y racional.

Ahora tienes el control de tus finanzas y puedes activar el poder de multiplicación.

¿Quieres reformar tu hogar, comprar la moto que siempre deseaste o ayudar a esos familiares que lo están pasando mal en este momento?
¿Pedir un préstamo o un crédito?

Ahí están las empresas que ofrecen créditos rápidos para ayudarte. De manera inmediata, por teléfono o internet solucionan tus problemas económicos.

Utilizar simuladores para saber lo que vamos a abonar realmente por el dinero que nos dejan y cómo varía la cantidad que vamos a pagar en función del tiempo en que devolvamos el préstamo.El simulador mostrará todas las posibilidades. Además, como indica la cuota mensual, permite planificar el tiempo de devolución.

¡Empieza a leer ya mismo!

Puedes leer el artículo de mi blog de finanzas a partir del juego. Ver temas relacionados con gran interés: finanzas en familia y educación financiera.